SENTIMIENTOS ENCONTRADOS EN ESTE DÍA DEL TEATRO NACIONAL

Por una iniciativa del Instituto Nacional de Estudios de Teatro (INET), instituida por el Decreto N° 1586 del Poder Ejecutivo Nacional del 3 de julio de 1979, se conmemora cada 30 de noviembre el Día del Teatro Nacional. La elección de ese día responde a que en esa fecha, de 1783, se inauguró el Teatro de la Ranchería, en la intersección de las actuales calles Alsina y Perú, el primer espacio donde se representaron piezas dramáticas en el Buenos Aires colonial.

Este es un motivo más que suficiente para celebrar, ya que el Teatro es una de las actividades culturales que no sólo hacen volar la imaginación de los espectadores sino que es una fuerte herramienta para conservar y revalorar nuestras raíces culturales.  Las dos carátulas que representan a este arte no hacen más que lograr la mejor síntesis de nuestras vidas: Comedia y Drama.

Pero hablamos de sentimientos encontrados porque en nuestra quería Bernal está circulando la noticia de que uno de los centros más representativos de la expresión cultural y principalmente teatral de la ciudad está a punto de cesar en sus actividades. Nos referimos al Centro Cultural que todos conocemos simplemente como TEATRO DON BOSCO.

Una sala por la que hemos desfilado, ya sea sobre el escenario o como simples espectadores una enorme cantidad de miembros de la Comunidad Bernalense. Un patrimonio cultural indiscutido de nuestra sociedad, en el cual también se han presentado además de los excelentes elencos locales, figuras de destacada trayectoria nacional.

Por eso hablamos de sentimientos encontrados.

Ojalá esa información no se convierta en un hecho concreto y que en definitiva haya contribuido para que toda la comunidad bernalense vuelva a elegir como lugar de conservación y expresión de su cultura al querido “TEATRO DON BOSCO”.