La problemática de las industrias en el Gran Buenos Aires

Más de la mitad de las PyME se radican en zonas alejadas de sus áreas productivas; es clave reactivar la relocalización de industrias y la refuncionalización de fábricas en desuso

Leonardo Wagner

Una de las cosas que más valoran los empresarios es el poder realizar su actividad social y profesional dentro de su comunidad. Pero, contrariamente, más de la mitad de las PyME se radican en zonas no aptas para poder realizar la labor industrial.

El municipio de Quilmes, por ejemplo, tiene hoy más del 65% de su industria PyME fuera de la zona productiva que está disponible. Y esto se repite a lo largo de todo el conurbano. La provincia de Buenos Aires es una mega urbe integrada por 24 municipios donde viven 11 millones de personas, lo que equivale al 25% del país y al 65% del total de población de la provincia.

El “taller” o “la fabrica” hace muchos años operaban en zonas alejadas de lo que son centros urbanos. Y como producto del crecimiento de la población, estas industrias se fueron rodeando de viviendas que poco a poco estrangularon su operativa. La tensión urbanística resultante alrededor de muchas de estas industrias derivó en conflictos que hasta el día de hoy -en muchos casos- no tienen solución, como ser la limitación en su crecimiento o la sub ocupación de espacios.

Esta circunstancia sobrepasó la infraestructura e implicó también grandes problemas, como la imposibilidad de ampliar las fábricas, molestias con los vecinos y con la municipalidad, falta de calles aptas para el tránsito pesado y en la calidad en el suministro de servicios, como lo son energía, gas, agua y red de telefonía celular o Internet. Las industrias, entonces, se vieron impedidas de crecer, producto de las denuncias por ruidos molestos, por olores, por la operación de camiones o también por el colapso de abastecimiento de servicios.

Estos son algunos de los motivos por los que se recuperó el Parque Industrial La Bernalesa; para devolverles a los vecinos de Quilmes un espacio industrial, como lo fue aquel icónico inmueble que empleó a más de 4.000 personas allá en la década del 30 y supo estar entre las más importantes del mundo.

Por todo esto antes mencionado, es que resulta tan importante impulsar las relocalizaciones en el Gran Buenos Aires o lo que también se llama re-funcionalización de fábricas en desuso. Con estas estrategias se podrían recuperar muchos espacios y se estarían generando medio millón de nuevos metros cuadrados de uso industrial para reordenar la actividad.

El autor de esta nota es presidente del departamento de Infraestructura y Parques Industriales de UIPBA, vicepresidente de la Unión Industrial de Quilmes y director ejecutivo de Parque Industrial La Bernalesa

Leonardo Wagner

 

https://www.lanacion.com.ar/propiedades/inmuebles-comerciales/la-problematica-de-las-industrias-en-el-gran-buenos-aires-nid07092021/