Provincia y Ciudad se ponen de acuerdo sobre los argentinos que vuelven al pais

 

 

 

 

 

 

 

El gobierno bonaerense  y el de la Ciudad de Buenos Aires concordaron en la decisión sobre las medidas a tomar, con los argentinos que vuelvan del exterior, dado que en ambos lugares tendrán que hacer un aislamiento obligatorio.

Las medidas impuestas por el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, fueron anunciadas en conferencia de prensa por el jefe de gabinete, Carlos Bianco, y consisten que los que vuelvan al país  tendrán que realizar 4 días de aislamiento obligatorio en un hotel, pagado por la persona, y completara los otros 7 días en su domicilio particular.

Estas restricciones se impusieron porque en las ultimas semanas se empezó a hacer un seguimiento de las personas que ingresaron ,en territorio bonaerense,  y detectaron que de 314 casos, 104 estaban ausentes de su domicilio, lo que representa mas de un 33%. Sobre este asunto Bianco declaro la imposibilidad de poner un policía en cada domicilio y pidió reflexión y conciencia social

El gobernador Kicillof  declaro“ hay que evitar que los que se hayan ido al exterior y regresen al país esparzan el virus, sobre todo los que sean asintomáticos”

Por el lado de la Ciudad de Buenos Aires salió a anunciar las medidas el ministro de salud ,Fernán  Quiroz, en  conferencia de prensa, donde advirtió la preocupación latente ante la llegada de la variante Delta a la Argentina.

El protocolo consiste que todos los porteños que vuelvan al país  tendrán que mostrar un PCR negativo, antes de abordar, y luego serán testeados nuevamente a su arribo al aeropuerto de Ezeiza. Sobre los casos positivos que arriben a la Argentina y no tengan la posibilidad de aislarse se les ofrecerá un hotel ,a costo de la persona, mientras que los negativos lo harán en su domicilio, por un periodo de 10 días