Se quedaron sin luz y tomaron de rehén a un operario

Un insólito y violento hecho tuvo lugar en el barrio Ludueña de la ciudad de Rosario, en Santa Fe. Un grupo de vecinos tomó de rehén a un operario porque no tenían luz. Según informaron los testigos y personal del Sindicato Luz y Fuerza, le sacaron al joven los elementos de trabajo y no lo dejaban ir.

El episodio ocurrió entre las esquinas de Junín y Matienzo, un lugar muy céntrico de esa localidad.

Al parecer, en primer lugar, los vecinos decidieron cortar las calles en protesta al nulo servicio de luz. Sin embargo, la situación se comenzó a complicar cuando retuvieron al empleado de la compañía y no había manera de que lo hicieran ir. El suceso habrá durado unos 10 minutos.

“Le sacaron la llave al pibe de la Empresa Provincial de Energía y no lo dejaban ir. Fue terrible. Y después vino un auto y atropelló la vallas y una chica quedó golpeada”, explicó una vecino en diálogo con El Litoral.

Luego del enfrentamiento y al cabo de unas horas, el servicio de luz fue restituido a los vecinos del barrio.

El distrito rosarino de Ludueña ha sido uno de los más afectados por la suspensión de luz, durante esta cuarentena. Los principales cortes se dieron en época de fiestas y los comerciantes fueron los que más consecuencias recibieron en sus negocios.